Correr reduce el estrés ¿Seguro?

Ayer recibí de mi entrenador el plan de entrenamiento de cuatro semanas para hacer una media maratón en menos de 2 horas. Fácil, lo de hacerlo en menos de dos horas, que no lo del plan de entrenamiento porque con tantas siglas (KT, KR, K1, K2, KL, SPF…) lo único que entiendo es lo que pone el lunes, miércoles y el sábado: DESCANSO. Y a medida que vaya haciendo el entrenamiento debo rellenarle cuántos kilómetros he hecho en K1, en K2, en KR, etc., más pulsaciones al despertarme, al terminar el entrenamiento, las horas que he dormido esos días… sí que voy a estar controlado. Seguir leyendo

La culpa fue del WhatsApp

Ayer tenía planeado ampliar mi entrenamiento hasta los 21 kilómetros de cara a una media maratón. Sin embargo, los planes se fueron al traste cuando el sábado por la noche recibí el whatsapp de un amigo para irme a correr con él. Este amigo ya tiene en sus piernas unas cuantas maratones así que pensé “a dónde vas a ir, alma cándida, con éste que te va a meter una paliza que no vas a poder ni moverte en todo el domingo?” Pero al final me animé, hala, que sea lo que Dios quiera. Seguir leyendo

Objetivo: Maratón de Nueva York

Maratón de Nueva York, este es el objetivo del runner que suscribe (Luis), que aunque lleva unos 15 años corriendo, ahora se está tomando en serio la práctica del running empujado por la moda de esta práctica. Más que tomármelo en serio estoy aprendiendo a correr, porque hasta para correr hay que saber. Y es que después de llevar tanto tiempo practicando este deporte, llegó un momento en el que me di cuenta de que algo no estaba haciendo bien cuando ni las distancias recorridas ni el ritmo aumentaba. Un ritmo, por cierto, bastante lento y que me había acomplejado para participar en cualquier carrera. Había asumido que era debido a algún problema físico el que me limitaba. Seguir leyendo