Nada motivado para la próxima media maratón

No me gusta correr con frío. Pero nada. De hecho, éste es el primer invierno que salgo a correr. Desde hace 16 años, cuando llegaba el frío dejaba de correr y no lo volvía a retomar hasta bien entrada la primavera. Además, era matemático que si algún día corría con temperatura algo más baja a lo que estaba acostumbrado, acababa con dolor de garganta. Qué delicadito. Seguir leyendo

Tirada larga accidentada

El domingo pasado había planificado una tirada larga con el fin de prepararme para la que se avecina a partir de dentro de 15 días: dos medias maratones y una maratón.

El recorrido lo había planificado en 21 kilómetros y aunque parte de él no lo había hecho nunca, más o menos lo conocía y no había motivos para perderse.

Seguir leyendo

Progresando adecuadamente

Entre las cosas buenas que tiene el running está lo que se progresa en poco tiempo. Con muy poquito al día se consiguen grandes progresos. Yo estoy en plena progresión pero a marchas forzadas. Desde mi primera carrera hace tres meses (carrera, no entrenamiento), al entrenamiento de este lunes pasado (entrenamiento, no carrera), con una distancia idéntica de 10,500 kilómetros, he mejora el tiempo en 15 minutos.  Seguir leyendo

Prueba de esfuerzo

He escuchado tantas veces en prensa, televisión, internet… que para cualquier corredor es recomendable hacerse una prueba de esfuerzo que hasta me habían metido el miedo en el cuerpo. Algunos dicen que es una temeridad hacer una maratón sin antes haberse hecho un reconocimiento médico.

El entrenador me comentó que él estaría a favor de que a todos los que corrieran carreras de más de 10 kilómetros se les obligara a hacer una prueba de esfuerzo. Tiene su lógica: tú, en el día a día, te encuentras bien, no tienes problemas serios de salud, mantienes a raya la tensión arterial, no te pasas con la alimentación y cuando haces un sobreesfuerzo puntual te recuperas sin problemas. Pero cuando ese sobreesfuerzo se prolonga durante más de 1 hora como pasa en una media maratón o una maratón, ¿sabes cómo reacciona tu corazón? Seguir leyendo

San Silvestre. Ahora empieza lo bueno

Última carrera del año, la San Silvestre. No es la vallecana, esa sería una gozada hacerla, pero la de Logroño me pilla más cerca.

30 años de la San Silvestre logroñesa en memoria del catedrático de griego Tomás Mingot, que tanto hizo por la educación en la capital de La Rioja. Mi primera San Silvestre y mi primera carrera en mi ciudad. Seguir leyendo

Media maratón de Vitoria. Lección aprendida

Mi primera media maratón. Quién me lo iba a decir a mí hace tres meses, cuando empecé a tomarme en serio esto de correr, que antes de fin de año me apuntaría a una media maratón.

Dado el poco tiempo que llevo entrenando, el objetivo lo había marcado, primero, en terminarla y después en hacerla en menos de dos horas. Con la lesión en la rodilla había peligrado incluso la posibilidad de hacerla, pero los últimos días de entrenamiento había respondido bien, o sea, que había que intentarlo.

Los objetivos los cumplí: terminarla y hacerla en menos de dos horas, pero… pagué la novatada, cometí un error de principiante. Pero comencemos por el principio.

Seguir leyendo

El fin de semana me dejó fatal

La nueve veces ganadora de la Maratón de Nueva York, Grete Waitz, dijo:

Acepta los altibajos. Vas a tener días que te sientas como si estuvieras volando y días que hay que esforzarse. Esto es normal para todos los corredores

Pues esta semana ha sido de esfuerzos y de vuelos. Tras un fin de semana de cena prenavideña, con pocas horas de sueño, el lunes estaba para los leones. Me fui a correr sin ninguna gana, con pocas fuerzas y nada motivado. Ya en los pocos metros había una voz dentro de mí que me decía “déjalo, vuelve a casa que hoy no es tu día” pero había otra voz que me gritaba “ni de coña, a casa no vuelvas hasta que termines”. Seguir leyendo

Con el alta pero sin forzar

El miércoles el fisio me dio el alta. BIEN! La pierna estaba más suelta que el primer día que parecía que estaba bloqueada. Me dio algunos consejos más para el momento de correr: postura de la espalda, posición de los hombros y algún ejercicio al terminar de correr. También me recomendó no forzar hasta después de Navidad, tomarme los entrenamientos más relajadamente, las series sin tanta intensidad y no pasarse con los kilómetros. Después de las fiestas, retomar el entrenamiento con normalidad. Seguir leyendo

Las series que pude terminar triunfal

Ayer reanudé el entrenamiento a pesar de que el fisio me dijo que lo dejara hasta el viernes, o sea hoy, y que lo hiciera suavemente. Jejeje, suavemente, con el mono que tenía.

Antes de entrenar me fui a correr para ver qué tal se comportaba la rodilla. Y sí, empecé suave, pero me vine arriba enseguida y aumenté el ritmo sin tampoco forzar mucho. Hice 3 kilómetros con buenas sensaciones: “la lesión está superada” me pensé. Seguir leyendo

Y llegó la lesión

El deporte y las lesiones van casi siempre de la mano, no es nada nuevo. Corriendo no me había lesionado nunca pero empezar a entrenar y lesionarme todo ha sido uno. La rodilla empezó a molestarme hace dos semanas tras un ejercicio en el entrenamiento. Las molestias fueron a más cuando corría pero desaparecían cuando paraba.

En el entrenamiento de la semana pasada hicimos series en las que eché el resto y la rodilla ni se quejó. Pero cuando llegué a casa empezó a dolerme y ya no paró. Seguir leyendo