¡No salgo en las fotos!

En la carrera del domingo, algunos tuvimos un día aciago: unos pocos tuvieron algunos problemillas con la organización, otros nos enfadamos con el mundo y dejamos de respirar y algunos otros no salieron en las fotos.

Sí, amigos, el domingo hubo corredores que no salieron en las fotos. ¿Cómo se puede permitir semejante desconsideración? Alguien debería tomar cartas en el asunto y poner pronta solución a este grave problema que nos persigue carrera tras carrera. Hay que exigir un cambio en el reglamento de las carreras para que todo corredor tenga derecho a ser fotografiado durante la participación en dicha prueba. Y si no se cumple esta norma básica de toda carrera, la organización se enfrentará a una dura sanción, así como a la retirada temporal o permanente de la cámara al fotógrafo (dependiendo de la reiteración).

Activamos el modo cuerdo. Si me lo llegan a contar hubiese hasta dudado de que alguien se hubiera quejado por no haber salido en las fotos el domingo en la carrera. Pero después de ver la prueba de esa queja, mi reconciliación con el mundo se torna cada vez más complicada.

No fue una persona la que plasmó en las redes sociales su descontento por no aparecer en las fotografías de la carrera, hubo más. El enfado de estas personas fue dirigido a los fotógrafos que, sin ninguna obligación, fueron el domingo a disfrutar de la carrera mientras hacían fotos. Fotógrafos que además son corredores y que ese día, por la razón que fuera, no corrieron pero se acercaron al recorrido para animar y sacar unas cuantos fotos.

El que es corredor sabe lo que le cuesta ir a ver una carrera en la que no va a participar por la rabia de no estar entre los corredores ese día. Pues bien, el domingo algunos corredores se saltaron esa rabia y se acercaron a animar. Algunos, como mi amiga Carlota, lesionada en el momento más álgido de su afición por correr, se colgó su cámara y, además de animar, disparó 1.200 fotografías y más de 100 con el móvil cuando la tarjeta de su réflex se agotó.

Mi amiga Carlota no se limitó a inmortalizar a sus conocidos, hizo un excelente reportaje de toda la carrera sin ninguna obligación, sin que nadie le pagara por ello, porque sí, porque además de correr le gusta la fotografía.

Más tarde, mi amiga Carlota en su casa, se pasó un buen rato repasando foto por foto seleccionando sólo aquellas que habían salido bien. Después, tuvo que revelarlas, o sea, pasarlas de formato RAW a JPG corrigiendo los parámetros de cada fotografía. Eso lleva un buen rato, doy fe. Una vez listas las fotos se molestó en subirlas a internet para que todo el mundo las pudiese ver. Las subió sin marca de agua para luego venderlas, sin que ningún periódico le pagara… sin ninguna obligación de hacerlo.

Pues bien, eso que hizo mi amiga Carlota, es sólo un ejemplo de lo que otros hicieron y que luego recibieron quejas porque en las fotografías sólo aparecían los amigos del fotógrafo. ¡Manda huevos¡

Visto lo visto, me pregunto ¿Para que vais a las carreras? ¿Por la bolsa del corredor? ¿Por la camiseta? ¿Por la fotografía? En serio, si a una carrera vais por la camiseta, por la bolsa del corredor o por la fotografía os habéis equivocado de afición. El problema es vuestro no de la organización porque haya elegido un color para la camiseta (si es que hay camiseta) que no combina con el de vuestras mallas, o porque en la bolsa del corredor no haya un tetrabrik de caldo Aneto, o del fotógrafo por no inmortalizar vuestra importantísima participación en la carrera.

Quizás mi opinión esté errada por mi preferencia a estar detrás de la cámara antes que delante, pero aún así, nadie tiene obligación a sacaros una foto y menos alguien que lo hace por afición.

11 comentarios en “¡No salgo en las fotos!

  1. Sonia BLAZQUEZ dice:

    Olé Luis.
    No soy muy amiga de escribir comentarios en Blogs. Llevo corriendo desde mayo, mi primera carrera fue la de Viana y aluciné y sigo haciéndolo…me resulta totalmente contradictorio que la gente tenga tanta necesidad por salir en las fotos cuando está roja, sudada y a veces agotada. Ven o vemos una cámara y aunque vayamos fatal de fuerzas, nos erguimos y sonreímos. Lo que m flipa es que se molesten por no salir en las fotos y hagan reproches a las personas q hacen fotos…
    Pero me quedo con la gente con la que corro, la que me anima, lo contenta que me pone cuando oigo un “aúpa, Vamos”…, con ver las sonrisas en las fotos y leer muchas respuestas de agradecimiento a los fotógrafos x sus fotos y todo el cariño que se ve el ellas…
    Veo el narcisismo pero me quedo con la HUMILDAD.

    1. Luis dice:

      Ayyyy, Sonia, qué sería del running sin el postureo. Normal que después del esfuerzo que supone el postureo la gente se moleste por no salir en las fotos. Yo creo que hay gente que además de entrenar las carreras, entrena la postura, la sonrisa, el saludo… delante de un espejo para que el día de la carrera todo salga perfecto XD.

      Lo que hay que agradecer es que haya gente que madrugue para ir a una carrera a animar, a hacer fotos y acompañar a los que vamos a las carreras. Que también tiene su mérito.

  2. Edu dice:

    Creo que hacía falta que alguien escribiera sobre “esto”. Es de admirar, como bien dices Luis, que gente que por un lesión u otros motivos, se levanta un Domingo frío cámara al cuello, a inmortalizar con fotos la quedada previa, espera paciente el paso de los corredores (en Invierno, con frío y horas tempranas), permanece disparando las fotos….luego en Meta continúa realizando el reportaje fotográfico de los corredores según van llegando…. Y cuando todos estamos ya en casita, se dedica a seleccionar las fotos, subirlas a la red, compartirlas y ademas “pide disculpas” si han salido oscuras, o desordenadas, desenfocadas etc etc PARA QUE LUEGO ENCIMA SE QUEJEN ALGUN@S

  3. David Cámara dice:

    Y yo me pregunto, esas personas indignadísimas por no salir en las fotos, ¿pagarían por ellas en caso de que la organización pagase a un fotógrafo y tuvieran su foto? No hace falta que contestes, la respuesta es no.

    Creo que a la mayoría nos gusta tener alguna foto de recuerdo, y en la era digital en las que todo el mundo lleva una cámara en su teléfono es difícil no tenerla. Pero de ahí a quejarse o exigir que una persona totalmente anónima que está haciendo fotos por gusto, y que como bien dices, va a estar un buen rato seleccionando, editando, subiendo y compartiendo (además del tiempo que esté haciéndolas durante la carrera, y con bastante frío, por cierto), me parece increíble.

    Para la próxima carrera que se lleve a alguien de la familia o amigo para que todo el mundo pueda constatar que es RUNNER.

    1. Luis dice:

      Los modelos suelen tener su fotógrafo de cabecera, parece mentira que alguien que va a las carreras por la foto no se lleven de casa al fotógrafo.

  4. San Sin Más dice:

    Agradezco esta reflexión pq yo soy una de esas personas q recibieron una queja en Facebook,en mi opinión desmesurada,por no sacar a todos los q corrieron sin tan siquiera ser corredora,solo familiar y no conozco a nadie más q a mi hermano y mi cuñada y disparaba al ver una camiseta naranja…Más deporte y menos portadas del Hola señor@s!!!

    1. Luis dice:

      Pues más mérito tienes entonces por ser acompañante. Yo te agradezco la fotografía que me hiciste en mi retirada porque a veces en las carreras intentamos sacar siempre nuestro mejor perfil (el postureo, vaya) y las carreras también a veces te ponen en tu sitio, te hacen pasar malos momentos y esa foto será el recuerdo de lo que no debe volver a repetirse.

  5. Vikingo dice:

    Que vergüenza,que desfachatez,como?Carlota al paredón.y que mal las haces.A la hoguera por pérfida.Si salen toda la gente corriendo…………por Dios……….yo,Luis hazme caso,creo que hemos de sacarnos la chorra y mear alto para q caiga nuestra lluvia dorada A TODOOOOOOOSSSSSS.He decido.

    1. Luis dice:

      Jajajajaja en la próxima carrera nos ponemos en la salida y bautizamos a todos según vayan pasando

  6. Carlota dice:

    Que voy a decir yo… Que mil gracias Luis por sacarnos la cara a los que hemos provocado la hecatombe del siglo por dejarnos gente sin fotografiar.

    Y como siempre ocurre, quien más habla es el que más tiene que callar … tanto tiempo para maquillarse, mostrar los pulgares arriba o cualquier otro rito postural pero tan poco para hacer un poco de examen de conciencia.

    Será por esto que los “quejicas” nunca o contadas veces van de fanzone?

    Muchas gracias de nuevo.

    Eso: tu amiga Carlota

    1. Luis dice:

      De nada, estas cosas hay que hablarlas porque si las dejamos pasar, si no callamos, si nos lo vamos echando a la espalda el día menos pensado explotamos y los pobrecitos quedan encima como víctimas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*