Mi primera experiencia como liebre

Hasta ahora había participado en las carreras como corredor y como voluntario, pero todavía no había hecho de liebre para nadie.

La última media maratón que hice fue la de Pamplona y la hice con la liebre oficial de 1:45 para vivir la experiencia de correr una carrera entera con una liebre. Y aunque fui toda la carrera frenándome porque quería terminar la carrera con ellas (eran dos las liebres, una para media maratón y otra para maratón) me gustó el que me fueran marcando el ritmo y el ir arropado por el grupo que se forma alrededor de la liebre. Me gustó el olvidarme de reloj y sensaciones, y simplemente dejarme llevar. Al final entramos en meta en 1:44, habiendo clavado el ritmo a 4:55min/km durante toda la carrera.

Lo de hacer de liebre (no oficial) para la media maratón de Logroño surgió de una forma casual. En un principio yo no tenía intención de hacer esta carrera, pero me regalaron el dorsal y me dieron a elegir la distancia que quería hacer (42km, 21km o 10km). Elegí media maratón y pensaba hacerla sin buscar marca, pues para eso hay que estar muy motivado.

Durante este verano, María, una amiga Beer Runner estaba siguiendo un plan de entrenamiento para hacer esta carrera en 1:50. Su entrenador le había puesto un plan de entrenamiento un poco bestia bajo mi punto de vista, pero disciplinada que es ella lo estaba siguiendo al pie de la letra, aunque no le estaba saliendo del todo bien. Así que me ofrecí a acompañarla en sus entrenamientos.

Después de unos días de entrenamientos junto a otros cuantos Beer Runners, enseguida nos dimos cuenta todos de que María estaba más que preparada para hacer la media en 1:50, lo que para ella sería su mejor marca personal. Todos estábamos seguros que podía hacer ese tiempo, menos ella.

Un día acompañamos en el entrenamiento a María Alex y yo. Al terminar le comenté a ella que no estaba preparada para hacer la carrera en 1:50, que estaba preparada para hacerla en menos tiempo. Debió sonarle a chiste mi comentario. Si ella no se creía que lo podía hacer en 1:50 a ver cómo la convencía que lo podía hacer en menos. Y entonces se me ocurrió hacerle de liebre: “si quieres te llevo para bajar de 1:50, aunque sólo sea un minuto”. Aceptado el reto por parte de María, Alex se apuntó también de inmediato. Qué bien, Alex, que no me dejaste solo en esta aventura. Para mí correr con Alex es una gozada. Los dos me acababan de dar motivos para correr una carrera a la que no le tenía muchas ganas.

A medida que se iba acercando la carrera, todos los que coincidían corriendo con ella opinaban que estaba muy fuerte y que iba a hacer la carrera sin problemas en el tiempo que se había propuesto.

Y llegó el día de la carrera. Como es costumbre, antes de la salida nos vamos preguntado entre los conocidos el tiempo que esperamos hacer para ir juntos, aunque sólo sea una parte del recorrido. Alberto, otro Beer Runner se unió a nosotros y Lester que acompañaba a un amigo que quería hacer la carrera en 2 horas, se unieron también. Buenísima compañía.

El objetivo era terminar la carrera en 1:49. Como Alex y yo habíamos hecho esta carrera el año pasado ya sabíamos cuáles eran los tramos más complicados y dónde podíamos recuperar. María debutaba en esta carrera y para que no se tuviera que preocupar de los ritmos (de eso nos encargábamos nosotros) le pedimos que dejara el reloj en casa y que confiara en nosotros.

Y la carrera fue saliendo bordada desde el principio. Los tres coincidimos en correr las carreras serias concentrados, y no nos gusta ni hablar, ni que nos hablen. Genial los ánimos que nos fue dando Alberto que se acopló perfectamente a pesar de que podía ir más rápido. Lester un crack, cómo me gusta correr con él, la pena que no podamos coincidir más. Lester es un espectáculo verle correr, parece que no toca el suelo con los pies. Nos estuvo entreteniendo la carrera haciendo fotos corriendo él marcha atrás (que por cierto, lo hace con la misma elegancia que cuando corre hacia adelante), y echándonos agua por encima para refrescarnos.

María pasó por los dos momentos críticos de la carrera (km 15,5 y km 18) sin quejarse ni bajar el ritmo. Nos estaba dejando alucinados. No se quejó en ningún momento de la carrera hasta pasado el kilómetro 20 que soltó un sonoro …, bueno una palabra muy fea XD porque no veía el final.

Y por fin llegamos a la recta de meta. Por los ritmos que habíamos llevado cada kilómetro sabía que lo habíamos conseguido, pero quería confirmación oficial porque en Berlín también había confiado en el reloj y me hizo una pirula muy gorda. El crono de meta marcaba 1:49:40. LO HABÍAMOS CONSEGUIDO!! Pero había que descontar el tiempo que cuesta salir desde que dan la salida. Al final, según el tiempo oficial, María pasó por meta en 1:49:02. Lo queríamos hacer en 1:49 y nos habíamos desviado 2 segundos. Y no sólo eso, sino que María quedó en el puesto 17 de la general de chicas y segunda Beer Runner.

¿Contentos? ¡Pletóricos! Y por supuesto orgullosos de María y que hizo una carreraza en todos los sentidos.

De nuevo gracias Alex por unirte a esta aventura, me encanta correr contigo y lo sabes. Gracias Alberto por venir con nosotros, por esos ánimos, por guardarnos avituallamiento y por ponerte delante e irnos marcando el ritmo en muchos tramos. Era la primera vez que corría una carrera contigo y espero que no sea la última. Muchas gracias Lester por amenizarnos la carrera, por esas fotos, por esa agua que caía del cielo en un día tan soleado… eres un crac. Y muchas gracias María por confiar en nosotros, por dejarnos acompañarte en los entrenamientos y ser tus compañeros de carrera en tu mejor marca personal.

Gracias a David Cámara por sus fotos y sus ánimos en cada tramo de la carrera.

medialogro16

medialogro16_2

medialogro16_3

medialogro16_4

medialogro16_5

medialogro16_6

medialogro16_7

medialogro16_8

medialogro16_9

medialogro16_10

Un comentario en “Mi primera experiencia como liebre

  1. María dice:

    Qué post tan bonito y emotivo, Luis….. Admito que ayer, con vosotros, viví una experiencia única de amistad, compañerismo y lealtad. Estoy emocionada, mucho….. Gracias eternamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*