Carmen y Julián, en el top ten del disfrute del running

carmen_julian

Hoy no voy a hablar de carreras, ni de entrenamientos, ni de mis experiencias en el mundo del running. Hoy voy a hablar de corredores populares, de lo que somos la mayoría. Pero no quiero hablar del corredor popular en general, quiero hablar de dos corredores en particular. Sí, porque generalizar suele ser injusto; no se puede meter a todos en el mismo saco y sacar conclusiones basándose en estadísticas.

Quiero hablar de dos corredores populares de los que no tenía intención de escribir, pero que sin embargo una fotografía me ha movido a hacerlo. Una fotografía que me ha parecido tierna y que me ha sacado a la luz algo que hasta ahora se me había escapado, que no lo he sabido ver ni apreciar.

Soy muy aficionado a la fotografía, tanto como a correr, y soy de los que opinan que las fotografías dicen mucho más de lo que a priori se ve en ella. La fotografía que ilustra esta entrada del blog es de Carlota Pujades y para mí es un fotón. Quizás no opinéis lo mismo, seguramente diréis que es una fotografía más de dos corredores al finalizar una carrera. Si sois fotógrafos puristas podréis sacar mil y una pegas a la composición, a la luz, a la temática… en fin, no voy a discutir sobre ello porque seguramente tendréis razón. Sin embargo una foto es más que una composición, una correcta luz… es lo que transmite y a mí me transmite mucho y por eso para mí es un fotón.

Para los que no conozcáis a los protagonistas de la foto, ellos son Carmen y Julián. Ellos en el mundo del running están a otro nivel, juegan en otra liga. Seguramente que estos calificativos para la mayoría significa que sus marcas están más cerca de la élite que del corredor popular; que son habituales en los pódium de las carreras, o que son como mínimo top ten en las clasificaciones. Sin embargo, creo que nunca han aspirado a un pódium ni creo que jamás aspiren a un top ten, aunque a nadie le amarga un dulce y estarían encantados de alcanzar esos puestos. Carmen y Julián están a otro nivel a la hora de disfrutar las carreras, de sentir el placer de correr sin aspiraciones competitivas.

Soy de los que no me sacrifico por una buena marca si eso supone dejar de disfrutar en una carrera. Y esa es la actitud a la que llego a las carreras; pero también soy consciente de que cuando se nos pone el dorsal nos entra la vena competitiva y somos capaces de llevarnos a ese límite en el que ya es difícil de reconocer si hemos dejado de disfrutar, superándonos el afán de hacer una buena marca a pesar de que las sensaciones no sean del todo aceptables. Que conste que el superarse no es criticable, ni mucho menos, lo que no me gusta es el coste de esa superación, el hacerlo “sea como sea”. Somos corredores populares, aficionados que no nos ganamos la vida corriendo y que no hay necesidad de llevar el cuerpo al límite, dejando de disfrutar realizando un hobby, que es lo que realmente es.

Carmen y Julián están en el top ten del disfrute mientras se corre. Seguramente que cada vez que se ponen el dorsal aspiran a hacer MMP (mejor marca personal) en disfrute. Y seguramente que habrá muchos corredores que no lo entiendan, que opinen que correr sin competir no es hacer una carrera, que eso lo puede hacer cualquiera. Y yo os pregunto ¿de verdad que eso lo hace cualquiera? ¿De verdad disfrutáis durante una carrera buscando ese segundo menos de vuestra mejor marca? Lo digo porque vuestras caras en plena carrera no expresan lo mismo. Y vuelvo a recalcar que no quiero que penséis que critico que busquéis la superación, es más, lo aplaudo. Sólo me gustaría que hicierais lo mismo no criticando a aquellos que no buscan el mismo objetivo que vosotros en una carrera. Desgraciadamente hay bastantes corredores críticos con estos corredores populares que no buscan una marca.

A esos corredores críticos os digo más: a Carmen y a Julián no les llegáis ni a la suela de la zapatilla en cuanto a sentir el placer de correr. Y como el disfrute es complicado de cuantificar, y como no se ha inventado todavía un dispositivo que mida el placer, sólo os pediría que en alguna carrera os unierais a ellos, aunque sea unos pocos kilómetros y entonces hablamos.

En lo que llevamos de año, Carmen y Julián llevan ya muchas medias maratones, quizás más de las que deberían ser aceptables para el cuerpo. Pero además no le han hecho ascos a carreras de 10k y 5K… o sea, llevan ya muchos kilómetros en sus piernas en medio año. Y ya preparan más carreras antes de que termine el año, incluida su primera maratón. Y si el número de carreras que llevan puede ser atípico, el entrenamiento también se sale algo de lo habitual, pero como dice Julián “a mí me funciona”.

Pero disfrutar de una carrera no implica dejar de esforzarse. Los entrenamientos de ellos dos son sagrados, atípicos, pero sagrados. Eso sí, priorizando sus obligaciones laborales y familiares. Y quizás sean los entrenamientos lo que más en serio se toman, donde al verles correr, mientras entrenan, no se diferencien del resto de corredores populares. Pero cuando llega la carrera y se ponen el dorsal, sus caras son distintas, son de felicidad… son de envidiar.

Y por si quedase alguna duda de que lo suyo en las carreras es disfrutar, tienen muy claro que si las condiciones se ponen complicadas, si una fiebre alta no es la mejor compañera de carrera… no dudan en abandonar (ojalá cundiera el ejemplo más a menudo). Son generosos hasta el extremo de sacrificar las plantas de los pies por acompañar a un ritmo inferior a una amiga en su primera larga distancia.

La fotografía de esta entrada del blog es de la última media maratón que han corrido por ahora. Se trata de la media maratón de El Burgo de Osma (Soria) que han corrido este pasado domingo. Una carrera en un día muy caluroso que complicó bastante el disfrute. Y aquí es cuando la imagen me parece un fotón, porque refleja exactamente todo lo que he comentado en esta entrada: el disfrute y el esfuerzo. El disfrute en la cara de Carmen y el esfuerzo en la sonrisa tímida, cuasi forzada de Julián. Y si me centro en la cara de Julián, diré que es enternecedora, porque todos los que lo conocéis sabréis que no es un posado típico de él, que tiende a escenificar una pose y no a mostrar sentimientos (los que lo conocéis sabéis lo que es hacer un “Julián”). Y esta foto Julián la hace diferente, dice mucho, demasiado.

Estoy seguro que para ellos dos esta entrada del blog es toda una sorpresa y que quizás piensen que tampoco es para tanto. Yo sólo creo que los top ten son dignos de mención y alabo y que vosotros estáis en una élite con monstruos como por ejemplo Emilio. Carmen, Julián, no dejéis de disfrutar; no cambiéis.

Un comentario en “Carmen y Julián, en el top ten del disfrute del running

  1. No puedo estar mas de acuerdo contigo Luis.
    Es por culpa de estas personas y algunas mas, por las que después de dos años sin correr, de casi un año andando en bici, he decidido ir poco a poco, paso a paso y con cabeza como me dice Valentin, haciendo mis km con el fin de poder disfrutar algún día no muy lejano de una prueba al lado de esta gente.
    Se que ese día llegara, que seguramente acabe la prueba gracias a ellos y que fijo termino con las rodillas maltrechas. No me importa porque el precio habrá, sin duda, valido la pena ……………………..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.