Esto es lo que te vas a encontrar en el recorrido de la maratón de Nueva York

Estamos a 4 meses de la nueva edición de la maratón de Nueva York. Igual pensáis que todavía queda mucho, pero si eres uno de los afortunados que correrá la carrera, te aseguro que estos cuatro meses se te van a pasar volando. Ramón, Susana, y todos los que corráis el 6 de noviembre en Nueva York, disfrutad de estos días de preparación.

El año pasado ya di unos consejos para correr esta carrera, pero ahora quiero entrar en detalles en lo que se refiere a la carrera, es decir, lo que os vais a encontrar en el recorrido.

En primer lugar, y como ya he dicho en otras ocasiones, la maratón de Nueva York es una carrera dura, con un recorrido exigente. Seguro que cuando terminéis diréis que no os la esperabais así de dura. Así que prepárate para disfrutar de la carrera, que motivos tiene y muchos, y a olvidarte de los tiempos.

Como a estas altura sabrás, la carrera comienza en Staten Island, en uno de los extremos del puente Verrazano por el que cruzarás a Brooklyn. El puente tiene unos 3 kilómetros de longitud y posiblemente sean los 3 kilómetros que más rápidos se te pasen porque vas chutado de adrenalina, vas fresco y las vistas desde el puente son preciosas.

Si te ha tocado un dorsal naranja, correrás por la plataforma inferior del Verrazano, pero aun así las vistas siguen siendo espectaculares. El skyline de Manhattan lo tendrás a tu izquierda y si miras hacia abajo, hacia la bahía, verás los barcos saludando a los maratonianos lanzando chorros de agua hacia el cielo, todo un espectáculo. Saborea este momento, has visto un montón de veces en la tele y en fotografías la imagen de los miles de corredores cruzando este puente, y ahora tú eres uno de ellos.

ny_maraton1

Una vez que hayas cruzado el puente habrás llegado a Brooklyn y aquí comenzará la animación de público y de más de 100 bandas de rock, rap, góspel, percusión…. Los puentes son los únicos lugares a los que no tiene acceso el público, pero el resto del recorrido lo encontrarás lleno de animación. Más de 1 millón de personas van a estar animando durante todo el recorrido, llamándote por tu nombre (pon tu nombre en un lugar visible de la camiseta), dándote comida y bebida, chocando tu mano…

Según tu color de dorsal el recorrido será distinto en los primeros kilómetros por Brooklyn. Del kilómetro 4 al 13 es una recta por Greenwood, el histórico barrio de Brooklyn de casas y edificios bajos. En el kilómetro 16 llegarás a Williamsburg y verás el contraste: mucha gente joven con niños animándote a gritos, y los judíos ultraortodoxos serios y en silencio.

Entre el kilómetro 21 y 22 te vas a encontrar con el segundo puente de la carrera, el Pulaski. Este puente conecta dos barrios y dos distritos: el barrio de Greenpoint en Brooklyn y Long Island City, en Queens. El acceso a este puente es de prolongada ascensión y a pesar de que lleves ya más de media maratón, no tiene un desnivel excesivo que te haga bajar el ritmo.

ny_maraton2

Como he dicho antes, en los puentes no hay público, así que aprovecha el silencio, que por momentos agradecerás, y mira a la izquierda para contemplar las vistas de Manhattan. Una vez en Long Island City verás como la cantidad de público se ha multiplicado.

Cuando llegues a Crescent Street tendrás frente a ti el acceso al Queensboro. Prepárate porque este es uno de los momentos críticos: llevas 24 kilómetros y la pendiente pesa. Lo vas a cruzar por el nivel inferior que es como si fueras por un túnel, pero de nuevo a tu izquierda tienes el perfil de Manhattan que puede servirte para distrarte y que muchos corredores aprovechan para detenerse y hacer fotografías. A estas alturas ya habrá corredores caminando.

El Queensboro termina en Manhattan cuesta abajo y con un giro de 180 grados a tu izquierda. Verás la cantidad de gente animando que te vas a encontrar aquí. Como ya vas un poco tocado, este ambiente te va a hacer que te vengas de nuevo arriba.

Esta va a ser la primera vez en todo el recorrido que pises Manhattan. Por una recta de 6 kilómetros vas a recorrer el Upper East Side y Harlem, antes de abandonar Manhattan y adentrarte en el Bronx justamente en el kilómetro 32.

Al Bronx se cruza por el puente Willis Avenue, para mí la peor rampa de todo el recorrido. Te recuerdo que estás en el kilómetro 32, o sea, cuando se supone que llega el muro de la maratón. Tómatelo con mucha calma. Aquí sí que verás muchos corredores caminando.

ny_maraton3

En el Bronx vas a estar poco rato, apenas dos kilómetros nada más, pero verás qué animación. De nuevo vas a regresar a Manhattan y lo vas a hacer por el puente Madison Avenue que comienza en el kilómetro 34. Esta va a ser la última rampa fuerte de la carrera. Pasado el puente estarás otra vez en Manhatan. Has entrado a Harlem, uno de mis barrios favoritos de Nueva York.

ny_maraton4

Del kilómetro 35 al 37 vas a tener dos kilómetros de tregua llaneando por este tramo de la Quinta Avenida.

ny_maraton5

En el kilómetro 37 llegas al extremo noreste de Central Park. A partir de aquí y hasta la meta el recorrido es cuesta arriba. A tu derecha tienes Central Park. En el kilómetro 39 vas a entrar por primera vez en la carrera a Central Park y lo vas a hacer bordeando el lateral y la parte trasera del Metropolitan Museum of Art. Aquí el público te va a llevar en volandas, has pasado lo peor y al llegar a Terrace Drive sólo te quedará una milla. Ya lo tienes casi hecho.

ny_maraton6

En el kilómetro 41 saldrás de Central Park para recorrer la calle 59 por el extremo sur del parque. Serán 800 metros de calle antes de entrar por última vez a Central Park por Columbus Circle y enfilar la recta de meta.

ny_maraton7

Disfruta de estos últimos metros, del último tramo de animación en la carrera, de la bienvenida del speaker… Ya en meta recibirás los primeros enhorabuenas de voluntarios y corredores, que a partir de ese momento los vas a recibir a centenares. Y también vas a recibir la medalla de finisher. Más adelante te darán un plástico a modo de manta térmica y una bolsa con una botella de agua, dos de bebidas isotónica, una manzana y barritas energéticas.

ny_maraton8

Ahora toca abandonar Central Park. No te van a dejar que te detengas, ni te sientes a descansar ni a estirar. Si estás muy cansado, tienes molestias o algún problema, díselo a algún voluntario de la Cruz Roja que cada pocos metros tendrás uno preguntándote qué tal estás (tras un ¡enhorabuena campeón!) Ten en cuenta que cuesta salir de Central Park caminando sin descanso más de media hora, así que, repito, cuéntale lo que te pase a los voluntarios de Cruz Roja, la mayoría hablan en español y son muy amables.

Cuando salgas de Central Park te darán un poncho y por fin podrás sentarte, descansar, estirar… En la anterior entrada ya expliqué cómo puedes quedar con tus familiares y acompañantes.

Cuando te hayas duchado y descansado, sal a la calle con la medalla colgada del cuello, todos lo llevan y vas a alucinar viendo cómo la gente te da la enhorabuena, te van a decir “campeón”, “héroe”… no te lo van a poner fácil para que bajes de la nube.

Disfruta de cada momento de esta carrera pero desde ya. Todos estos momentos no los olvidarás nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.