Media maratón de Vitoria 2015 MMP

No me da la vida, ha pasado más de una semana de la maratón de Vitoria y todavía no me ha dado tiempo a escribir nada. Y eso que hice mejor marca personal. Así que, ahora con un poco de tiempo, vamos a lío.

Tengo una relación de amor odio con la Media de Vitoria. Fue en Vitoria donde debuté en larga distancia y lo hice en esta carrera hace un año. Lo pasé mal, no me gustó nada, pero aprendí mucho.

Me prometí que no volvería a repetir más esta carrera, pero, como ya he dicho, tengo una relación complicada y quería quitarme la espinita y reconciliarme con Vitoria o terminar mi relación para siempre con ella. Además es la última carrera importante del año y es como poner punto y final a lo grande a un importante 2015.

Y allí que me embarqué de nuevo. De nuevo con mi compi de carreras, Óscar, y unos cincuenta Beer Runners más de Logroño, que fue un aliciente al que no me pude resistir.

En el autobús dirección a Vitoria con los Beer Runners. Foto Kike del Puerto

En el autobús dirección a Vitoria con los Beer Runners. Foto Kike del Puerto

Con un recorrido bastante llano, me propuse el reto de hacerlo en 1h35’. Un reto bastante pretencioso para mí porque eso suponía bajar mi marca en media maratón en 8 minutos; pero o me proponía algo serio o sería como cuando vas a un examen a por el suficiente, que lo más seguro es que suspendas.

Con el 1h35’ en mente me fui a la salida trotando para calentar junto con Óscar. Por el camino nos juntamos con otros dos Beer Runners y un corredor del Club Maratón Rioja: Eugenio. Eugenio es un veterano de 60 años, que ha corrido cincuenta y tantas maratones y con el que he coincidido en alguna salida. Mientras trotábamos me comentó que quería hacer algo más de 1h35’. ¡Ya está, vas a ser la liebre perfecta!

Los otros dos Beer Runners (Diego y Gerardo) y mi compi Óscar también se apuntaron a que nos llevara. Y nos metimos en la última fila del cajón de 1h30’ de la salida.

Algunos de los Beer Runners de Logroño que corrimos en Vitoria

Algunos de los Beer Runners de Logroño que corrimos en Vitoria

Las chicas Beer Runners de Logroño que corrieron en Vitoria. Foto Ana Toyas

Las chicas Beer Runners de Logroño que corrieron en Vitoria. Foto Ana Toyas

Mucho ánimo antes de ir a la salida

Mucho ánimo antes de ir a la salida

Sabía que Eugenio iba a clavar el ritmo así que era el mejor momento para dejar de mirar constantemente el reloj, que me estoy volviendo dependiente de él. Me concentré en mi carrera y sólo en mi carrera, ni en el público, ni en el resto de corredores, ni en nada que me distrajera. Fue tal la concentración, que sólo vi algún cartel informativo del kilómetro de carrera, o sea, que en la mayor parte de la carrera no sabía ni cuánto quedaba.

Iba muy cómodo, a un ritmo muy constante y muy tranquilo pensando que Eugenio lo tenía todo controlado. Cada vez que alguno del grupo aumentaba sin querer el ritmo nos llamaba la atención.

mediaVitoria05

mediaVitoria06

Foto 42195.es

Foto 42195.es

Foto 42195.es

Foto 42195.es

El avituallamiento del kilómetro 15 lo aproveché para tomar un gel, pero justo cuando iba a abrirlo se me cayó al suelo. Tuve que volver a por él a recogerlo y perder tiempo y al grupo que habíamos formado con Eugenio. Era absurdo esprintar para volver a unirme a ellos porque me arriesgaba a fundirme en el intento, así que volví a coger el ritmo mientras me tomaba el gel. En esas estaba cuando me alcanzó Óscar, que se había descolgado del grupo en algún momento antes del avituallamiento y no me había dado cuenta. Seguimos juntos hasta el puente que cruza la vía del tren, en la calle San Cristobal Zubia, donde se volvió a descolgar.

Yo iba muy bien de fuerzas pero no sabía en qué kilómetro estaba. Y no iba a mirar al reloj para informarme. Cuando creía que iba por el kilómetro 18, me encontré con el cartel del kilómetro 20. Os podéis imaginar el subidón que me dio. Aumenté el ritmo y justo donde había pinchado el año pasado volví a aumentar el ritmo para quitarme la espinita.

Acabo de ver el kilómetro 20. ¡Al ataque!

Acabo de ver el kilómetro 20. ¡Al ataque!

Sólo quedan unos metros para la meta. Foto 42195.es

Sólo quedan unos metros para la meta. Foto 42195.es

Al final 1h38’, mejor marca personal, 5 minutos menos de la anterior marca y 21 minutos menos que el año anterior en esta misma carrera. Pero sobre todo llegaba muy bien de fuerzas, sin una molestia y había cumplido con no mirar al reloj en toda la carrera.

Eugenio había llegado un minuto antes, Diego y Gerardo dos antes y Óscar un minuto después. Muchas, muchas gracias a Eugenio por habernos llevado tan bien. Todavía me queda mucho por mejorar y por aprender a controlar el ritmo sin que nada ni nadie me lo marque. La próxima marca a batir en media maratón es 1h30’ y tengo cuatro meses para prepararla.

Mientras esperamos a que todos salgan de las duchas

Mientras esperamos a que todos salgan de las duchas

Tras la comida antes de volver a casa. Foto Ana Toyas

Tras la comida antes de volver a casa. Foto Ana Toyas

Para terminar quiero felicitar como siempre a los que en esta carrera se iniciaron en larga distancia y desear una pronta recuperación a los lesionados.

Ah y FELIZ NAVIDAD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.