Consejos para la maratón de Nueva York

Medio recuperado del viaje y de cabeza metido en la rutina, pero planeando nuevas aventuras, os voy a contar algunos consejos que os pueden venir bien si os animáis a correr la maratón de Nueva York.

Los preparativos

En el blog os conté las alternativas que existen para inscribirte en la maratón de Nueva York. Si no puedes acreditar tiempo, ni has tenido suerte con el sorteo, ni tienes posibilidad de correr para una ONG, sólo te queda contratar un paquete de viaje+dorsal a una de las agencias autorizadas por la organización, que fue lo que hice yo.

Elegí Sportravel sin tener ninguna referencia de ella. Rifé entre todas las agencias y salió esta. La experiencia con ellos ha sido muy buena. Las dudas que he tenido antes y durante el viaje me las resolvieron rápidamente. Viajaron varios de ellos con nosotros desde Madrid y se alojaron en los mismos hoteles. En todo momento estuvieron atentos tanto de corredores como de acompañantes por si necesitábamos algo. En los traslados a la feria del corredor y a la salida de la carrera, estuvimos acompañados por alguno de ellos.

Corredores y acompañantes que viajamos a NY con Sportravel a la llegada de la feria del corredor

Corredores y acompañantes que viajamos a NY con Sportravel a la llegada de la feria del corredor

El día de la carrera a los corredores nos llevaron en autobús hasta la salida en Staten Island y a los acompañantes, también en autobús, a un punto de la carrera para que nos puedan ver pasar.

Llegar a la carrera descansado no es fácil. El viaje, el jet lag, las caminatas por nueva York… no ayudan en nada a la hora de llegar fresco a la maratón. Una buena idea es utilizar pastillas de melatonina para paliar en lo posible los efectos del jet lag y poder conciliar el sueño. Consulta antes en la farmacia.

Nueva York ya no es lo que era en cuestión de mala alimentación. Ahora hay por todos los lados restaurantes de comida rápida en los que sólo vas a encontrar ensaladas, pasta, bocadillos de pollo o pavo, fruta, etc., como por ejemplo Fresh & Co.

El dorsal se recoge en la feria del corredor. Tienes que llevar el pasaporte y el email impreso que te envían desde la organización donde viene el número del dorsal. Recoger el dorsal es muy rápido, no hay apenas fila. Después tienes que ir a por la camiseta. Hay varios voluntarios que te prestan camisetas de distintas tallas para que te las pruebes antes de recoger la tuya. Después te pones en la fila de la talla que has elegido y verás que todo va muy fluido también. Si no quieres pasar a la feria del corredor ya puedes ir a aprovechar el tiempo por Nueva York.

Para recoger el dorsal es obligatorio el pasaporte

Para recoger el dorsal es obligatorio el pasaporte

Con el dorsal y la camiseta te dan una bolsa transparente que es la única autorizada para llevar a la salida de la carrera. No puedes llevar ni mochilas (incluidas mochilas de hidratación) ni ninguna otra bolsa. Infórmate bien de los artículos que están prohibidos llevar a la salida porque, antes de entrar al parque donde tienes que esperar la salida, vas a pasar por un detector de metales y te van a registrar la bolsa.

El día de la carrera se madruga mucho. A nosotros nos vinieron a buscar al hotel a las 6:15 de la mañana. Se tarda una hora en llegar a Staten Island. Después tienes que ir caminando a la zona de espera según el color del dorsal. En la zona de espera te darán gratis té, café, bagels, bebida isotónica, agua y barritas energéticas sin límite de cantidad. Así que no cargues innecesariamente si tenías pensado llevar alguna de esas cosas. Eso sí, lleva ropa de abrigo porque mientras esperas puedes a pasar frío. La ropa que te sobre para la carrera la podrás tirar luego en unos contenedores que luego son donados a una ONG. En las zonas de espera hay repartidos más de 1.700 baños portátiles. Hay médicos. Y si necesitas retirarte antes de comenzar la carrera te llevarán de vuelta en autobús.

Caminando hacia la zona de espera de la salida en Staten Island

Caminando hacia la zona de espera de la salida en Staten Island

Contenedores para tirar la ropa que sobra en la carrera

Contenedores para tirar la ropa que sobra en la carrera

La carrera

La maratón de Nueva York es una carrera dura, con muchas cuestas. No hay más que ver los tiempos de los que llegaron primeros, que quedan lejos de cualquier récord, para darte cuenta de que no es un recorrido para hacer ninguna proeza. Lo habrás oído muchas veces “la maratón de Nueva York es para disfrutar” y es totalmente cierto, no sólo por la fiesta que se prepara en la calle con la animación durante todo el recorrido, sino porque la dureza del relieve de la carrera no te va a dar otra opción: o la disfrutas o la sufres, tú decides.

Quizás hayas oído que la dureza comienza desde la salida, con la subida al puente Verrazano. Bueno, de todas las subidas a los puentes, precisamente la del Verrazano es de la que menos te debes preocupar y en la que más fresco estás. Para mí la cuesta que me resultó más dura, y de la que nadie me advirtió, fue la del Willis Avenue Bridge, cuando ya llevas 32 kilómetros. Resérvate para los últimos 5 kilómetros porque son todos cuesta arriba, sin tregua.

Perfil de la carrera

Perfil de la carrera

En todos los avituallamientos hay agua y bebida isotónica en vaso. Hacia la mitad de la carrera hay un avituallamiento con plátanos y en los finales hay geles. A la llegada reparten una bolsa con fruta, una botella de medio litro de agua y dos botellas de bebidas energéticas. Pero, además, el público durante el recorrido te va dar chocolate, café, plátanos, caramelos, etc. Desde luego que no vas a pasar ni hambre ni sed.

Muchos puntos de avituallamiento y bien surtidos

Muchos puntos de avituallamiento y bien surtidos

Durante la inscripción te darán a elegir entre llevar tu propio equipaje a la salida para que te lo devuelvan en la meta o recibir un poncho en meta. Con Sportravel sólo hay opción de poncho y la verdad es que es la mejor porque el poncho está muy bien y además sales antes de Central Park.

Pon en un lugar visible de la camiseta tu nombre. Verás el subidón que te da que te animen con tu propio nombre.

Los acompañantes

Con Sportravel los servicios de traslados aeropuerto-hotel-aeropuerto, feria del deporte y la carrera están incluidos para corredores y acompañantes.

La primera recomendación es que, tanto los acompañantes como quienes quieran seguir tu carrera, se descarguen la aplicación para móvil de la maratón de Nueva York. Con esta aplicación van a seguir en tiempo real tu progresión en la carrera y van a saber en todo momento dónde estás.

Con la App sabrás en tiempo real la posición del corredor

Con la App sabrás en tiempo real la posición del corredor

El día de la carrera, a los acompañantes se les recoge en el hotel a las 9:00 de la mañana y se les lleva a un punto del recorrido para ver la carrera. En nuestro caso, a los acompañantes, les llevaron al cruce de la Primera Avenida con la Calle 73 en Manhattan. Esto es a un kilómetro y medio de la salida del Queensboro. Evidentemente a los corredores nos dicen antes de la salida en qué lugar van a estar los acompañantes para que no estemos durante toda la carrera buscándolos.

Punto del recorrido para los acompañantes de Sportravel

Punto del recorrido para los acompañantes de Sportravel

Con la agencia sólo te llevan a un punto del recorrido. Si quieres ir por tu cuenta a ver a tu corredor en distintos puntos, pero sin prisa y sin agobiarte pensando que no llegas a cada punto, toma nota:

  • Desde Manhattan, con la línea L (gris) del metro, bájate en la estación de la Calle Bedford en Brooklyn. Allí mismo, por la salida de la estación, pasa la carrera. Aquí los corredores están a punto de llegar al kilómetro 19, o sea, que todavía van frescos. Recuerda que debes llevar la App en el móvil para saber en qué momento el corredor va a pasar por el lugar donde estés. También te recomiendo que los acompañantes lleven algo llamativo para que el corredor los pueda ver fácilmente, como por ejemplo una bandera o un cartel.
  • Una vez que el corredor haya pasado, vuelve al metro de regreso a Manhattan. Cuando llegues a la estación de Union Square, cambia a la línea 4, 5, 6 (verde) y pon rumbo hacia el Uptown, hasta la estación de la Calle 68. Desde aquí, caminando, dirígete a la Primera Avenida. Aquí los corredores llegan al kilómetro 27.
  • Por último, vete caminando hacia Central Park. Estás a 10 minutos andando, así que tómatelo con tranquilidad porque a los corredores les quedan todavía 15 kilómetros para llegar a meta. No vas a poder ver llegar a meta a tu corredor a no ser que compres una localidad en las gradas de llegada, pero sí podrás acercarte lo más posible a la línea de meta y ver los últimos metros. Vas a tener tiempo de sobra para buscar un buen sitio.
Público en Central Park

Público en Central Park

Cuando tu corredor haya llegado a meta, te recomiendo que te dirijas al punto de encuentro de corredores y acompañantes que está en Central Park West, desde la Calle 66 a la 62. A lo largo de este recorrido hay carteles con letras desde la A hasta la Z:

A-M entre las calle 62 y 63
N-Q entre las calles 63 y 64
R-U entre las calles 64 y 65
V-Z entre las calles 65 y 66

Acuerda previamente, antes de la salida, en qué letra os vais a encontrar. Al corredor seguro que vas a serle de ayuda que estés esperándole aquí. Quizás te digan que aquí se arremolina muchísima gente esperando a los corredores. Yo, por el contrario, no vi excesivamente gente y sí bastantes huecos. No te desesperes si ves que tarda en llegar al punto de encuentro el corredor. No pienses que le ha pasado algo malo al llegar a meta, simplemente se tarda bastante en salir de Central Park. Según la organización de la maratón se tarda entre 30 y 90 minutos. Yo tarde algo más de media hora.

Espero que si algún día te decides a correr la maratón de Nueva York te sirvan estos consejos. A mí algunos de ellos me han servido y no me ha ido mal.

Un comentario en “Consejos para la maratón de Nueva York

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.