Logroño: buen comer, buen beber… y buen correr

Buen comer, buen beber, buena calidad de vida… y buen correr. Sí porque Logroño es una ciudad muy agradable para correr al ser muy llana y tener muchos espacios libres de vehículos como parques y zonas peatonales.

Parque San Miguel

Además, al ser capital de provincia y de comunidad autónoma, estamos servidos de todos los servicios, como hospitales, consejerías… y por supuesto instalaciones deportivas. Y al ser una ciudad muy pequeña, es muy cómoda ya que lo tenemos todo a mano sin necesidad de coger un automóvil.

En Logroño hay dos lugares preferidos por los runners para salir a correr, uno son los parques a las dos orillas del Ebro y otro es el parque de la Grajera.

El río Ebro atraviesa Logroño de oeste a este y en sus dos orillas hay varios parques que están unidos haciendo en realidad que parezca uno. De extremo oeste, a extremo este, por la orilla sur del Ebro, o sea, desde el parque de la Isla, hasta el parque de la Ribera hay 4 kilómetros por los que correr sin cruzar ni una sola carretera ni que ningún vehículo pueda interrumpirte. Si cruzamos a la otra orilla por cualquiera de los tres puentes o una pasarela, tendremos otros 4 kilómetros de parques en los que tampoco tendrás que cruzarte con ningún vehículo. A estos parques del Ebro, se une otro en el extremo este de la ciudad que sigue la confluencia de uno de los afluentes del Ebro, el río Iregua. Este parque termina en caminos peatonales que llevan a pueblos cercanos al sur como Lardero o Villamediana, distantes a unos 4 kilómetros de Logroño.

Parque del Ebro a la hora a la que voy a correr

Parque del Ebro a la hora a la que voy a correr

Parque del Iregua

Parque del Iregua

El otro parque favorito es el de la Grajera, en el suroeste de las afueras de Logroño. El parque gira en torno al embalse del mismo nombre que el parque y es un lugar muy visitado, sobre todo los fines de semana, para comer es sus asadores y mesas o en su cafetería o restaurantes. Además hay reservas naturales con animales como renos y un observatorio de aves. También hay campo de golf y pistas de pádel. A él se puede llegar a través del camino de Santiago desde otro parque, el parque San Miguel, y por supuesto sin vehículos que te molesten. Desde el parque San Miguel, hasta el embalse hay 2,5 kilómetros (lo tengo controlado) y rodear el embalse son 4 kilómetros. Si el recorrido se te hace corto (ten en cuenta que hay que volver) y quieres un entrenamiento más exigente, puedes seguir el camino de Santiago hasta el pueblo vecino de Navarrete, a unos 5,5 kilómetros del parque, pero con un recorrido en algunas zonas muy duro por sus cuestas. Si eliges este último recorrido prepárate para sufrir, aunque eso sí, sólo sufrirás a la ida, de vuelta será casi todo cuesta abajo.

Parque de la Grajera

Parque de la Grajera

El parque de la Grajera un buen lugar para practicar también canicross

El parque de la Grajera un buen lugar para practicar también canicross

Un refrigerio en el parque de la Grajera

Un refrigerio en el parque de la Grajera

Si quieres entrenarte en cuestas no te preocupes porque aunque he dicho que Logroño es muy llano, hay rutas en las que vas a disfrutar de lo lindo subiendo. Además de la ruta que he comentado antes del tramo a Navarrete por el Camino de Santiago, hay otro tramo del Camino de Santiago con subidas exigentes, pero esta vez a la entrada de Logroño. Esta parte del camino se une a otro que sube hasta el monte Cantabria, en la orilla norte del Ebro. Las cuestas aquí no son tan exigentes pero sí que son más constantes, ten en cuenta que estás subiendo un monte. Al final, como recompensa, tienes unas vistas perfectas de todo Logroño.

Subiendo el monte Cantabria

Subiendo el monte Cantabria

Merece la pena subir al monte Cantabria solo por las vistas de Logroño

Merece la pena subir al monte Cantabria solo por las vistas de Logroño

Otra ruta con cuestas es el tramo que une Logroño con el barrio del Cortijo por el camino del vertedero, vale, lo del vertedero no suena bien, pero te aseguro que no te enterarás que estás pasando a su lado. Aquí combinas caminos asfaltados con otros de tierra y piedras ideales para entrenar carreras de trail.

Y si estas cuestas no las consideras lo suficientemente duras, tienes dos montes, uno seguido del otro, en los que poder comprobar tu capacidad de escalada. Son el monte de la Pila y el pico del Águila a los que no he conseguido subir corriendo, pero claro, yo no soy muy trailero (o como se diga).

Monte La Pila

Bien, ya te has enterado de por dónde salimos a correr o a entrenar por estos lares. Pero si no eres de aquí puede que estés más interesado por las carreras que se celebran en la capital de La Rioja, y a la que te vienes a darte una vuelta por la Laurel o la San Juan, te nos haces una carrera. Pues sabrás que desde que se ha puesto de moda lo del running, y sobre todo desde que el año pasado Logroño fuera Ciudad Europea del Deporte, las carreras se han cuadruplicado. De hecho, el Ayuntamiento de Logroño ha preparado el Circuito Runners Ciudad de Logroño que este año cumple su segunda edición. En este circuito están incluidas 17 carreras a lo largo del año organizadas por el propio Ayuntamiento y por distintos clubes y empresas privadas. Las carreras van desde los 42,195 del Maratón Adidas Ciudad de Logroño, hasta los 3,8 kilómetros de la Carrera de la Familia.

Carrera nocturna. Fotografía: Logroño Deporte

Carrera nocturna. Fotografía: Logroño Deporte

Y en cuanto a clubes de running también estamos surtidos: Club Maratón Rioja, Club de Atletismo Beronia, Rioja Añares, Corre que te pillo y mi favorito, y el más popular: los Beer Runners. Los Beer Runners de Logroño (porque hay por toda España) cuenta con 587 miembros, según el grupo de Facebook. Lo cierto es que no son tantos, pero sí que es el equipo más numeroso que participa en todas las carreras de Logroño y alrededores. Son inconfundibles por sus camisetas naranjas, su animación, compañerismo y sus ganas de disfrutar corriendo. Su lema es que “si te gusta salir a correr, mejor en compañía, y luego tomarte una cerveza para hidratarte, eres Beer Runners”. El grupo admite a cualquiera, desde el que acaba de empezar a correr, hasta el experimentado maratoniano. Los miércoles es el día oficial entre semana cuando quedan para correr y los fines de semana los que dedican a tiradas largas. Si no te gusta correr solo, si quieres comenzar a correr o si quieres pasar un buen rato corriendo, los Beer Runners son sin duda la mejor opción.

Los Beer Runers de Logroño. Fotografía: Beer Runners

Los Beer Runers de Logroño. Fotografía: Beer Runners

Bueno, pues ya sabes lo que se cuece por aquí en lo que a running se refiere. Creo que no me he dejado nada, pero si quieres saber algo más puedes preguntar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.